martes, 7 de enero de 2014

La Semilla (y La Banda Barahúnda)



Por Sótano Beat

En 1972, este alegre grupo de músicos veinteañeros (ligeramente melancólicos) decidió atacar a la hipócrita realidad por dos flancos.

Por un lado serían La Banda Barahúnda y tocarían boleros, cumbias, rumbas flamencas y temas de moda en restaurantes, discotecas, fiestas privadas o cualquier lugar interesado en pagarles bolos dignos.

Por el otro, bajo el sugestivo nombre de La Semilla, explorarían los mundos del arte, sus propias inquietudes musicales y grabarían solo temas propios.

Los miembros del súpergrupo eran: Carlos Reátegui, primera guitarra (Steivos); Luis "El Chacal" Allison, batería (Los Maxim's, Los Golden Boys, Los Dream's, Los Golden Brass); Carlos Larrañaga, bajo (Los Golden Boys, The Same People); y Frank Privette, segunda guitarra y voces (Steivos). Además, contaron con la colaboración de Nico La Grutta (Los Silver's, Los Maxim's, Los Peruvian Brass, Los Fabulosos Cinco), quien no aparece en la foto.

Lamentablemente, el mal inicio del proyecto La Semilla terminó por frustrar la germinación del grupo. Por su parte, la Banda Barahúnda (luego llamada simplemente La Banda) siguió funcionando por algunos años, dejando grabados discos en Perú y Ecuador. Frank Privette nos contó hace unos años esa historia:

"Queríamos hacer una banda con canciones propias y para eso alquilamos en el malecón de Barranco una casona con grandes jardines para juntarnos a componer. En ese local se realizaban también lecturas de poesía y se montaban obras de teatro. Cuando tuvimos listos un par de temas alquilamos los estudios de El Virrey para grabarlo. Pero sucedió que cuando "cortaron" el disco, el bajo terminó sonando muy elevado. Hubo un error del ingeniero de sonido y no se podía ya hacer nada. Así y todo lo vendimos a un sello. Y los DJ de las radios eran tan buena gente que disminuían el bajo cuando pinchaban el disco. "Me siento solo" fue una composición mía con La Grutta.


Con La Banda Barahúnda se trataba de hacer un grupo bailable, tipo orquesta. Éramos los mismos de La Semilla pero sin el "Chacal" porque como todo superstar jodía mucho. Luego entró un tal Renato, un chileno, que llegó huyendo del golpe de Pinochet; y el pianista Carlos Vidal, quien cuando se fue Argentina con Los Mirlos fue reemplazado por Humberto Lazo. Tocábamos en el chifa Yut Kung del piso 15 del edificio de Arenales con Natalio Sánchez. Y de ahí nos fuimos a Ecuador, porque abrieron un Yut Kung en sociedad con el de acá".

1 comentario:

Andrea Garcia dijo...

les recomiendo que escuchen a la banda rockwell road son muy buenos les comparto una de sus rolas https://www.youtube.com/watch?v=rboW6DRssio