domingo, 11 de enero de 2015

Gladys Arista: Libre, sexy y psicodélica

Por Olenka Zimmermann

Era el verano de 1967 y una encantadora jovencita de 16 años del barrio de Breña ganaba avasalladoramente (entre veinte concursantes) el título de “Miss Playa”, prestigioso certamen limeño de entonces organizado por el diario Correo. Ese mismo año y con tan corta edad, la bella Gladys Arista también participaba en el programa de televisión ‘El Clan del 4’ como “chica go-gó”.

Así, a finales de los 60’s se iniciaba la carrera de una de las primeras modelos profesionales del Perú, pues llegó a ser ultracotizada por la publicidad y la moda local, siendo la imagen de cuanta campaña o comercial de televisión se producía. Llegó a unos niveles de fama e identificación con el público sin precedentes en otras maniquíes nacionales, y su nombre era tan popular como el de Cubillas o Sotil. Es decir, los medios sociales de prensa adoraban fotografiarla. Era la engreída de todos, de baja estatura pero de sobrada personalidad, bello cuerpo y rostro, encanto, espontaneidad y lo que es crucial en esta columna: mucho estilo.

De declaradas raíces selváticas por parte de la familia, trabajó en la tele e incursionó en el cine junto a un joven Tulio Loza en “Nemesio Chupaca”. Tenía un agradable timbre de voz, por lo cual fue disc jockey de Radio América en un programa que llevaba su nombre. Sus campañas son míticas tanto para la publicidad peruana como para toda esa generación que jamás la olvidará: Hogar de 1972; imagen de Aerolíneas Peruanas APSA; calendarios de Inca Kola de 1969 vistiendo sexys trajes regionales y como demandaba la moda: pestañas postizas ¡pero las de abajo! (mismo film ‘La Naranja Mecánica’). Revolucionarios y polémicos fueron el spot y afiches del jabón Spree (1971), campaña que al mismo tiempo representaba en Argentina Susana Jiménez (pero de lejos, aseguran, Gladys era más linda). El cartel es de una gráfica psicodélica muy setentera, donde ella posaba frontal y semidesnuda al igual que en el comercial donde bailaba mientras tomaba una ducha. ¡El maquillaje y el pelo suelto batido que luce en esta foto me encantan! También su radiante sonrisa y sensualidad al destape que, sin proponérselo, estaban desafiando (principio fundamental de una auténtica top) a la alta sociedad limeña que no veía muy bien a las modelos de espíritu tan libre, sin quitarles por otro lado el ojo de encima.

En los 70’s, al menos en Perú, no existía la prensa de farándula (tenías que ser alguien muy especial o importante para llamar la atención), y a diferencia de hoy imperaba por parte de los medios un mejor criterio por la estética y el buen gusto. Gladys Arista era la chica de moda e ícono fashion de su tiempo que marcó tendencias con su estilo sexy y desenfadado. La atención que suscitaba esta menuda modelo se podría comparar con la que causan ahora las modernas ‘it girls’ y fashionistas del mundo… aunque aclaro que esos términos aun ni existían.

Hoy, las tendencias regresan con fuerza al estilismo de los 60’s y 70’s: faldas evasé, pañoletas, mangas corsario, punteras redondas, entalles a la cintura, maxipantalones, sombreros, ojos con delineado marcado y colita, moños y melenas arañadas, túnicas boho, lurex, plata, dorados, colores vibrantes y apastelados, fantasía en accesorios. Es la nostalgia por el buen vestir, la femineidad, estilo y elegancia urbana lo que inspiran a la moda vintage. El estilo de Gladys Arista, una de las máximas trendsetter peruanas de todos los tiempos, está de vuelta.


1 comentario:

Andrea Garcia dijo...

les recomiendo mucho rockwell road son muy buenos estos chavos escuchenlos les dejo una rola https://www.youtube.com/watch?v=7bsrnc7jf1Y